Raíces

Los cuatro socios/as que fundamos El Olivo Psicoterapia Humanista comenzamos nuestra andadura en este proyecto, compartiendo una vivencia primigenia en el inicio profesional de cada uno/a. Nuestro origen compartido, nuestras raíces, refieren al desarrollo de nuestra terapéutica como psicólogos/as en el ámbito de la intervención social (adicciones y toxicomanías, menores en situación de riesgo, mujeres trabajadoras del sexo, centros penitenciarios, servicios sociales, minorías étnicas, etc.). Estas experiencias han marcado profundamente nuestra comprensión y acercamiento a las personas que sufren.

En esa búsqueda perenne que supone la aproximación al Ser Humano, no hemos cesado en enriquecernos continuamente a la hora de incorporar “saberes” variados y dispares (Gestalt, intervención con familia y parejas, psicoanálisis y teorías psicodinámicas, constelaciones familiares, hipnosis clínica, trabajo corporal y bioenergética, programación neurolingüística, análisis transaccional, etc).

Este ideario compartido que nos insta a evitar reduccionismos, y a plantearnos un acercamiento de la complejidad del funcionamiento de las personas, nos ha llevado a formar parte activa de comisiones de trabajo y de la Junta directiva de la AETG (Asociación Española de terapeutas Gestalt) y de la FEAP (Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas), en nuestro afán de implicarnos institucionalmente.

Coincidimos y convivimos, durante más de 15 años en el Instituto de Psicoterapia Gestalt (IPG); centro fundado por Ángeles Martín González (una de las pioneras en la divulgación de la Terapia Gestalt en España). Durante el tiempo que nos constituimos como miembros del equipo del IPG, hemos acumulado una larga trayectoria como clínicos, profesorado permanente y coordinadores en la formación en psicoterapia Gestalt que se impartía en el Instituto, a la par de colaborar activamente para otros centros de formación en psicoterapia: Sevilla (La Montera), Santiago de Compostela (Pañña), Vitoria Gasteiz (EncuerpoyAlma), Getxo (Síntesis), Lisboa (Sociedad Luso-Española de Psicoterapia Gestalt), Jaén (Instituto de Psicoterapia Reencuentro), Cádiz (Syam)... etc.

A partir de julio de 2016 concurren nuestros deseos de co-crear un espacio afín: un olivo con cuatro troncos y profundas y extensas raíces; un lugar donde convergen nuestros orígenes sociales con un modo de pensar, sentir y vivir el trabajo complejo de acompañar a personas en su devenir existencial; una reactualización de la ética humanista, con una mirada más contemporánea que tenga en cuenta la situación contextual que nos alberga en este nuestro momento histórico actual; una aplicación al ámbito clínico y la formación especializada a profesionales que suponga la incorporación de modelos holísticos de la existencia, la práctica de teorías de campo y una perspectiva dialogal y relacional. En suma un terreno en que las posibilidades de crecimiento y cambio se incrementan debido al acento puesto en el potencial del Ser Humano.

Queremos, desde El Olivo, que este “Ethos” humanista sea el hilo para tejer todas y cada una de nuestras iniciativas, constituyéndonos también nosotros como un renovado equipo humano con una mirada holística donde «el todo es mayor que la suma de sus partes».