"Habemus Papam": La Atonia Del Padre.

La película que hemos seleccionado para nuestro enclave cinéfilo, tiene como acierto evidenciar agudamente un trauma presente de nuestra postmodernidad, a saber, la suspensión de la figura masculina en los tiempos que nos competen. Ya no hay función paterna creíble, estamos huérfanos de padre.

Tras el fallecimiento del Papa, el cónclave cardenalicio se reúne en Roma. Las boletas tempranas terminan con el humo negro, ninguno de los principales candidatos alcanza el quórum exigido. Después de varias rondas de votación, el cardenal Melville es el elegido. Todos  los fieles se aglutinan expectantes en la Plaza de San Pedro para testificar el anuncio del nuevo Papa. Pero repentinamente el recién nominado para ser el Padre de la Iglesia sufre un colapso y no comparece en el balcón.

En palabras del propio director, Moretti: “Quería contar la Historia con H mayúscula de un hombre que no quiere dar prioridad a su papel, aunque sea sagrado y poderoso, por encima de su naturaleza humana”.

¿Qué sucedería si el cardenal designado para ser el Santo Padre, no pudiese desempeñar su destino? ¿Qué ocurriría si el balcón de San Pedro quedase desprovisto de su figuración simbólica? ¿Qué acaecería con la necesidad del ser humano de creer en algo que lo sostenga?

Llegar a ser Papa no es un juego, la película así nos lo vaticina. La dificultad de nuestro cardenal que no se puede posicionar en un rol determinado, que no cree en su lugar, parece atravesar a la sociedad actual desprovista de toda autoridad permanente y por ende de un horizonte dilatado donde inspirarse.

Más ahora que nunca el versículo evangélico toma una nueva consideración:… “padre ¿por qué me has abandonado?”.

Más información de la película: http://www.filmaffinity.com/es/film746225.html

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.